Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube
 

Una conducción más eficiente

 

 

 

Todos pensamos que nuestra conducción es la más correcta pero, ¿es la más barata y ecológica?
Con una conducción eficiente podemos conseguir un ahorro de hasta el 15% en carburante y en emisiones de CO2.

Alguno de los consejos más recomendados para la reducción del consumo es la utilización del transporte público o el compartir vehículo con personas que lleven nuestro mismo recorrido, pero somos conscientes de que en muchas ocasiones no es posible y tenemos que utilizar nuestro vehículo. Por ello a continuación os detallamos algunas claves para conseguir que nuestra conducción sea más eficiente.

Cómo realizar el arranque de nuestro vehículo:

– No pisar el acelerador al arrancar.
– Si el motor es gasolina, iniciaremos la marcha seguidamente después del arranque.
– Si el motor es diésel, esperaremos unos segundos antes de iniciar la marcha.

Cuando cambiar de marcha:

– La 1ª marcha, sólo la utilizaremos en el inicio de la marcha, a los 6 metros, cambiaremos a la 2º marcha.
– Si el motor es gasolina, el cambio de marcha lo realizaremos entre las 2.000 y 2.500 revoluciones por minuto.
– Si el motor es diesel, el cambio de marcha lo realizaremos entre las 1.500 y 2.000 revoluciones por minuto.
– Utilizaremos la 3ª marcha a partir de los 30 Km./h.
– Utilizaremos la 4ª marcha a partir de los 40 Km./h.
– Utilizaremos la 5ª marcha a partir de los 50 km/h.
– Al cambiar de marcha, acelerar ligeramente.
– Es recomendable circular con marchas largas y a bajas revoluciones.
– Evitar frenazos, aceleraciones bruscas y cambio de marcha innecesarios.

Cómo realizar la detención del vehículo:

– Pisar el pedal de freno de forma suave y progresiva y reducir la marcha lo más tarde posible.
– Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha puesta para ir reduciendo velocidad.
– Detener el coche sin reducir marcha, siempre que la velocidad y la distancia así lo permitan.

Otros consejos:

– Cuanto mayor es nuestra velocidad, mayor es el consumo.
– Llevar nuestro vehículo sobrecargado (maletero lleno, uso de baca portaequipajes cargada) supondrá un mayor consumo.
– El uso del aire acondicionado incremente al consumo de carburante.
– Llevar las ventanillas bajadas, incrementa el consumo, ya que el vehículo tiene que realizar un mayor esfuerzo.
– El mantenimiento del vehículo influye en el consumo. Por lo que debemos estar muy atentos a la hora de comprobar el buen estado del motor, el control de los niveles correctos de aceite y de filtros y una presión adecuada de los neumáticos.



Crta. de Villaverde a Vallecas, km. 3,5 - of.116
28053 MADRID
91 507 04 21


Calle Mallorca nº 6 Sector 12, Polígono Poyo de Reba
45394 RIBARROJA DEL TURIA (Valencia)
96 166 74 70


Crta. de Madrid, km. 4
03007 ALICANTE
965 10 55 10


C/ Burtina, 6
Plaza (Zaragoza) - 50197
976 150 345