Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube
 

Campaña sobre la somnolencia al volante

Al volante, gente despiertaNueva campaña “Al volante, gente despierta” de mano de la Federación Española del Café y avalada por la Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM) y la Federación Española de Hostelería y Restauración. Para concienciar a los conductores de la importancia de combatir la somnolencia.

La conducción requiere mucha atención a la carretera. Dormir las horas adecuadas es factor clave para ello. En adultos el tiempo adecuado es de 7-8 horas y en adolescentes incluso de 9-10 horas. Pero en la mayoría de ocasiones esto no se cumple y se sigue conduciendo aunque se sientan somnolientos.
Hay dos franjas horarias en las que el nivel de atención desciende considerablemente: de las 02:00 a 06:00 de la mañana y de las 14:00 a 16:00 de la tarde. Y por ello aumenta el riesgo de sentir somnolencia al volante.

Jóvenes y profesionales del transporte son dos de los colectivos con mayor riesgo de accidente por somnolencia. Y por ello la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) y la Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM) no han dudado en sumarse a esta campaña.
Según un estudio, en un 6% de los accidentes en los que hay camiones implicados, se encuentra la fatiga, y el objetivo es reducir ese porcentaje.

En este mes de diciembre, se van a repartir un total de 15.000 folletos con mensajes de concienciación por centros de formación para profesionales de transportes de mercancías asociados al CETM. Estos mensajes también serán incluidos en 150.000 manuales que el CNAE distribuirá por las autoescuelas españolas.

Conducción en invierno

 

 

 

El invierno esta a la vuelta de la esquina, y para que nuestra conducción sea más segura en esta época del año, debemos tener en cuenta estos consejos.

 
40/365: The Storm

Photo Credit: Tim via Compfight

Revisión del vehículo. Comprueba el buen estado de los neumáticos, los niveles de líquido anticongelante, el estado de los limpiaparabrisas, el funcionamiento del alumbrado.

Es importante llevar cadenas si vamos a pasar por zonas con riesgo de nevadas.

Cuidado con el aquaplaning. Evitar zonas inundadas ya que podemos llegar a perder el control del vehículo. En caso de aquaplaning, no pisar nunca el pedal del freno ya que las distancias de frenado aumentan sobre asfaltos deslizantes. Después de pasar por un charco, pisar repetidas veces el pedal de freno para secarlo.

– Con la niebla nuestra visibilidad disminuye y puede generar nerviosismo en el conductor. Por ello debemos llevar puestas las luces antinieblas, reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. Recuerda, es muy importante que seas visto por los demás vehículos.

– Debemos tener cuidado con los fuertes vientos, sobre todo en los adelantamientos, sujetar firmemente el volante con ambas manos y reducir la velocidad.

– Debemos considerar la opción de poder utilizar neumáticos de invierno.

– El frenado debe ser suave para no bloquear las ruedas, eso podría hacernos derrapar.

– Antes de tomar una curva, reduce la velocidad, para evitar que el vehículo patine y perdamos el control del mismo.

Si perdemos el control de las ruedas delanteras, deberemos reducir la velocidad y si fuera necesario, pisar levemente el pedal del freno sin llegar a bloquear las ruedas.

Si perdemos el control de las ruedas traseras, deberemos acelerar suavemente hasta recuperar tracción y adherencia con esas ruedas. No debemos frenar nunca en este caso.

Clasificación de mercancías peligrosas

 

 

 

Existen 9 clases de mercancías peligrosas y estas a su vez se dividen en varios grupos dependiendo de si son grupos de compatibilidad o grupos de peligrosidad.

 

Clase 1 “Explosivos”: Materias explosivas, materias pirotécnicas, objetos explosivos, otros: Materias y objetos que puedan producir un efecto práctico por explosión o con fines pirotécnicos.

Clase 2 “Gases”: A 50ºC tenga tensión superior a 3 bares; se encuentre en un estado gaseoso a 20ºC con la presión de 1 bar.

Clase 3 “Materias líquidas e inflamables”: Líquidos que puedan arder por llama o aumento de temperatura: Crudos petrolíferos, gasolina, aceites minerales, gasoil, etc. A 50ºC tenga tensión superior a 3 bares y no sea gaseosa a 20ºC. Punto de inflamación máximo de 60ºC.

Clase 4 “Materias sólidas inflamables”

– Clase 4.1. Materias sólidas inflamables: sustancias sólidas capaces de arder por calor o chispa como la madre, el azufre, etc.

– Clase 4.2. Materias que puedan experimentar inflamación espontánea, materias pirofóricas, materias y objetos que experimentan calentamiento espontáneo.

– Clase 4.3. Materias que al contacto con el agua, desprenden gases inflamables.

– Clase 5 “Materias comburentes y peróxidos”

– Clase 5.1. Materias comburentes. Ricas en oxígeno que puedan actuar como soporte de combustión o provocar o favorecerlo.

– Clase 5.2. Peróxidos orgánicos. Materias que favorecen el incendio y son inflamables.

– Clase 6 “Materias tóxicas e infecciosas”

– Clase 6.1. Materias tóxicas. Que puedan dañar la salud el ser humano.

-Clase 6.2. Materias infecciosas. Puedan causar enfermedades al ser humano.

Clase 7 “Materias radiactivas”: Combustibles nucleares, isótopos radioactivos, etc.

Clase 8 “Materias corrosivas”: Materias que puedan dañar la piel y las mucosas, sustancias que en caso de fuga puedan dañar otras mercancías, materias etc.

Clase 9 “Materias y objetos peligrosos diversos”: Riesgos distintos a los anteriormente comentados. Ejemplo: Amianto.

http://panelnaranja.es/wp-content/uploads/2011/12/Clases-de-mercancias-peligrosas.pdf

El mantenimiento de los vehículos, afectado por la crisis

Crisis_Seguridad VialSegún el estudio “La crisis y la Seguridad Vial en el transporte profesional” realizado por Fesvial (Fed. Española de Seguridad Vial) y Scania, la crisis está afectando al mantenimiento de los vehículos pesados.

Eso supone que un 62% de los conductores habituales de vehículos pesados, superiores a 3.500kg, afirmen que son ellos mismos quienes realizan el mantenimiento de su vehículo. Esto es un riesgo, pero todavía más peligrosa, es la afirmación de que el 39% de esos conductores, retrase el cambio de neumáticos y el 34% alargue el intervalo del mantenimiento recomendado por el fabricante.

La mayoría de conductores, reconoce que tarda más tiempo en realizar un cambio de vehículo y alarga la vida del suyo todo lo que puede, estamos hablando del 88,3%.

El mantenimiento de los vehículos, no es el único riesgo que se esta generalizando con la crisis. Las empresas buscan ahorro en el cambio de rutas de sus transportistas, reduciendo los tiempos de descanso de los mismos.

Las vías con peajes, están pasando a segundo plano, evitando el pago de estas, con lo que el tráfico en las carreteras convencionales es mayor y a su vez hace que existan mayores peligros.

Un 22% de los conductores reconoce que trabaja más horas diarias y un tercio opta por la idea de pernoctar en la cabina del vehículo, con el fin de ahorrar el gasto del hostal.

La manera de conducir, también ha cambiado con la crisis. Las medidas de ahorro reconocidas por los propios transportistas son: la circulación con marchas largas y sin revolucionar mucho el vehículo, no dejar el motor al ralentí en la carga y/o descarga, reducir el límite de velocidad, conducir de una forma más suave, racionalizar el uso del aire acondicionado.

También notamos el ahorro en el combustible, ya que un 78% reposta siempre en gasolineras de una misma marca para poder beneficiarse de tarjetas descuento. Sólo un 17%, compara precios y se desplaza hasta la gasolinera más barata, aunque eso signifique desviarse de la ruta. Y menor porcentaje, sólo el 5%, no tiene miramientos y reposta en cualquier gasolinera.

Materias peligrosas

Mercancías peligrosasCuando hablamos de materias peligrosas nos referimos a aquel material perjudicial que pueda generar humos, gases, polvos o fibras de naturaleza peligrosa como explosiva, inflamable, tóxica, infecciosa, corrosiva, etc. con una gran probabilidad de causar lesiones a personas o medioambientales.

¿Qué tipos existen?
Según el “Libro Naranja” de la ONU, el número de sustancias peligrosas es de 13.000 aproximadamente.
En España, el 79% del total de los productos peligrosos transportados son combustibles líquidos (fuel, gasóleo y gasolina).
Las principales materias peligrosas son:

– Inflamables: 79%
– Tóxicas: 10%
– Gases: 7%
– Otros: 4%

Reglamentación del Transporte de mercancías peligrosas:

– Carretera: ADR (Acuerdo Europeo sobre Transporte Internacional de Mercancías Peligros por Carretera)
– Ferrocarril: RID
– Mar: IMO-IMGD
– Aire: IATA-OACI

El peligro del transporte de estas mercancías, se encuentra tanto con el vehículo en marcha como con el vehículo parado. Los daños en caso de accidente, podrán afectar al vehículo, al conductor y demás personas, al medio ambiente y a los bienes materiales.

Tipos de accidente:

– Explosión.
– Incendio.
– Exposición a tóxicos.
– Contaminación.
– Inflamación.

Medidas preventivas – Comprobaciones previas:

– Equipos necesarios para la carga y descarga, supervisados para la seguridad.
– Detalles de las mercancías, cantidades y nombres de lo transportado en el vehículo.
– Correcta señalización de la mercancía.
– Carga bien fija en su transporte.

Medidas preventivas – Velocidad:

– Respetar límites de velocidad.
– Controlar la velocidad respecto al estado de la vía, carga, vehículo, etc.

Medidas preventivas – Prohibiciones:

– Fumar en las operaciones de carga y descarga.
– Fumar en el transporte de la carga.
– Dejar el vehiculo sin vigilancia.
– Transportar viajeros.
– Transportar mercancías peligrosas que se encuentren dañadas y nos expongan a algún peligro.

Medidas preventivas – Generalidades:

– Si no es necesario, no mantener el motor encendido durante la carga de la mercancía.
– Respeta la distancia de seguridad.
– Respeta la normativa aplicable a tu tipo de transporte.

Riesgos de la conducción de un camión

Riesgos conducción camiónExisten unas “fichas de riesgo”, elaboradas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las cuales están creadas con el propósito de informar al usuario, y facilitar la creación y la práctica de las medidas adecuadas para su prevención.

 

 

Riesgos de Accidentes

– Cabinas: Cuidados con los resbalones, tropezones o caídas.

– Con el vuelco de un camión cargado, el conductor puede quedar atrapado, y es importante conservar la calma y mantenerse quieto con el fin de evitar lesiones que puedan convertirse en daños mayores o lesiones permanentes.

– Pueden ocasionarse golpes con ciertas partes del camión, y para la cura de estos, sería necesario el tratamiento de su médico. Pero es recomendable llevar el botiquín con los elementos básicos de cura.

Precaución en las vías. Algunas de las funciones que se podrán desempeñar en un viaje, pueden causar lesiones al efectuarlas, tales como en el cambio de neumáticos, cuerdas tirantes, etc.

– Mucha precaución al desenganchar la traba de seguridad entre el tractor y el remolque.

– Lesiones como traumatismos, rupturas de hernias, etc, pueden ser debidas a un esfuerzo físico: cambio de neumáticos, desplazamiento de cargas pesadas, etc.

En el transporte de cargas peligrosas (explosivos, productos inflamables, reactivos, sustancias tóxicas, sólidos a granel productores de polvo) pueden generar quemaduras o intoxicación. Si se presenta alguna de estas situaciones, hay que evitar conducir el camión y esperar a que un experto nos verifique nuestro estado.

– El resultado de conducir muchas horas seguidas, es un alto riesgo de accidentes. El riesgo aumenta por la fatiga, somnolencia, hambre, sed, consumo de alcohol y la conducción a alta velocidad.

– Existe también peligro de incendios. También la explosión de neumáticos inflados en demasía, son causas generadores de accidentes. Para el control del estado de las llantas, hay que contar con un calibrador tipo manómetro.

– El mantenimiento preventivo de las baterías de los camiones, nos ahorrará gastos y daños en los sistemas eléctricos.

 

Riesgos físicos del conductor:

– El conductor de camión de evitar la exposición ruidos de gran potencia, para evitar: jaquecas, dolor de cabeza, pérdida de equilibrio o a largo plazo, disminución de audición.

– Es recomendable utilizar protección solar o camisas de manga larga, para evitar exposiciones directas debido a la radiación ionizante del transporte de radioisótopos o la radiación ultravioleta.

El control de los factores climáticos es determinante, para evitar congelación, insolación que a su vez generan problemas intestinales, pulmonares o de piel.

Las vibraciones del vehículo pueden afectar al conductor con posibles efectos en las funciones de órganos abdominales y del tórax y el sistema músculo esquelético, provocando fatiga y reacciones lentas.

– En caso de notar dolores en espalda o articulaciones, consultar con el médico especialista, y evitar manipulación o desplazamiento de grandes cargas.

– El desorden alimenticio se presenta en muchos conductores debido a la alimentación irregular, hábitos dietéticos incorrectos o estrés.

Es recomendable no fumar dentro de la cabina, ya que puede provocar riesgo de explosión.

– El lumbago es otra de las dolencias, debido a un asiento incómodo.

 

Riesgos químicos del conductor de camión

– La exposición a sustancias tóxicas en estado sólido, líquido o gaseoso, pueden ocasionar enfermedades y afecciones en la piel.

– La inhalación de vapores de gasolina, diesel y de escape, que contengan monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno e hidrocarburos, pueden causar efectos crónicos.

 

Medidas preventivas

– Los conductores deben conocer las técnicas seguras de levantamiento y manipulación de cargas.

– Evitar la inhalación de gases.

– Apagar el camión mientras esta parado bajo un techo.

– Utilizar gafas de sol de buena calidad.

– Proteger las manos con guantes.

Realizar los descansos necesarios.

– Evitar fumar mientras se conduce.

– Dotar al conductor de radio o celular y botones de pánico en los vehículos.



Crta. de Villaverde a Vallecas, km. 3,5 - of.116
28053 MADRID
91 507 04 21


Calle Mallorca nº 6 Sector 12, Polígono Poyo de Reba
45394 RIBARROJA DEL TURIA (Valencia)
96 166 74 70


Crta. de Madrid, km. 4
03007 ALICANTE
965 10 55 10


C/ Burtina, 6
Plaza (Zaragoza) - 50197
976 150 345