Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube
 

Una conducción más eficiente

 

 

 

Todos pensamos que nuestra conducción es la más correcta pero, ¿es la más barata y ecológica?
Con una conducción eficiente podemos conseguir un ahorro de hasta el 15% en carburante y en emisiones de CO2.

Alguno de los consejos más recomendados para la reducción del consumo es la utilización del transporte público o el compartir vehículo con personas que lleven nuestro mismo recorrido, pero somos conscientes de que en muchas ocasiones no es posible y tenemos que utilizar nuestro vehículo. Por ello a continuación os detallamos algunas claves para conseguir que nuestra conducción sea más eficiente.

Cómo realizar el arranque de nuestro vehículo:

– No pisar el acelerador al arrancar.
– Si el motor es gasolina, iniciaremos la marcha seguidamente después del arranque.
– Si el motor es diésel, esperaremos unos segundos antes de iniciar la marcha.

Cuando cambiar de marcha:

– La 1ª marcha, sólo la utilizaremos en el inicio de la marcha, a los 6 metros, cambiaremos a la 2º marcha.
– Si el motor es gasolina, el cambio de marcha lo realizaremos entre las 2.000 y 2.500 revoluciones por minuto.
– Si el motor es diesel, el cambio de marcha lo realizaremos entre las 1.500 y 2.000 revoluciones por minuto.
– Utilizaremos la 3ª marcha a partir de los 30 Km./h.
– Utilizaremos la 4ª marcha a partir de los 40 Km./h.
– Utilizaremos la 5ª marcha a partir de los 50 km/h.
– Al cambiar de marcha, acelerar ligeramente.
– Es recomendable circular con marchas largas y a bajas revoluciones.
– Evitar frenazos, aceleraciones bruscas y cambio de marcha innecesarios.

Cómo realizar la detención del vehículo:

– Pisar el pedal de freno de forma suave y progresiva y reducir la marcha lo más tarde posible.
– Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha puesta para ir reduciendo velocidad.
– Detener el coche sin reducir marcha, siempre que la velocidad y la distancia así lo permitan.

Otros consejos:

– Cuanto mayor es nuestra velocidad, mayor es el consumo.
– Llevar nuestro vehículo sobrecargado (maletero lleno, uso de baca portaequipajes cargada) supondrá un mayor consumo.
– El uso del aire acondicionado incremente al consumo de carburante.
– Llevar las ventanillas bajadas, incrementa el consumo, ya que el vehículo tiene que realizar un mayor esfuerzo.
– El mantenimiento del vehículo influye en el consumo. Por lo que debemos estar muy atentos a la hora de comprobar el buen estado del motor, el control de los niveles correctos de aceite y de filtros y una presión adecuada de los neumáticos.

Puesta a punto para un nuevo viaje

ConducciónCuando emprendemos un nuevo viaje, lo primero que comprobamos es que nuestro vehículo este a punto. Pero además de comprobar ese motor, no podemos olvidarnos del más importante, el nuestro, nuestro cuerpo.

 

Es importante que tengamos en cuenta algunos factores que nos ayudarán a que la conducción sea más cómoda y segura.

 

El cansancio es uno de los mayores riesgos y debemos prevenirnos para que no se haga con nosotros en las largas jornadas de trabajo.
Antes de comenzar el viaje, debemos haber cumplido con nuestras horas de sueño, lo recomendable son un mínimo de 7 horas. Nos levantaremos con la sensación de haber tenido un buen descanso.

Algunas pautas a tener en cuenta para nuestra puesta a punto son:

– Debemos desentumecer las piernas antes de sentarnos al volante y para ello, caminar durante 5-10 minutos nos vendrá bien.

– No debemos olvidarnos de llevar con nosotros una botella de agua para hidratarnos durante el camino.

– Si durante el viaje realizamos alguna comida, debe ser ligera para que nuestra digestión no sea pesada.

Cada 200 km o 2 horas de conducción, debemos parar, volver a estirar las piernas y descansar la vista, para que en ningún momento bajemos la guardía.

 

Imagen obtenida de: http://www.circulaseguro.com/vehiculos-y-tecnologia/cabintec-el-futuro-de-la-seguridad-en-el-transporte

Nueva campaña de seguridad de Volvo

Volvo Trucks & Buses ha lanzado una nueva campaña de seguridad para los camiones y autobuses, que ofrece la posibilidad de realizar una revisión gratuita de cuatro sistemas directamente relacionados con la seguridad el vehículo (frenos, dirección, suspensión y sistema eléctrico y de luces). Esta campaña esta vigente desde el 1 de septiembre y durará hasta el 31 de diciembre.

Cartel nueva campaña de Volvo

Si en el momento de realizar esta revisión, Volvo recomienda a alguno de sus clientes la sustitución de (amortiguadores, fuelles de suspensión, baterías, limpiaparabrisas, escobillas, alternador o motor de arranque) y está es llevada a cambio en los siguientes 15 días, el cliente podrá beneficiarse de un 20% de descuento sobre estos principales elementos.

El director de pos-venta de Volvo España ha declarado que: “La seguridad, la calidad y el respeto por el medio ambiente son los valores fundamentales de Volvo y nuestros clientes los eligen al depositar su confianza en nosotros”. “Cuando nuestros vehículos abandonan la fábrica son lo más seguros del mercado y para que sigan siéndolo, necesitan unos cuidados determinados. La red de Talleres Autorizados Volvo cuenta con la información, recambios, herramientas especiales y los sistemas de diagnóstico que Volvo ha desarrollado para sus vehículos, y pone a disposición de sus clientes un equipo de profesionales altamente cualificados para dar respuesta inmediata a todo lo que el vehículo pueda necesitar. Es lo que se denomina Servicio Genuino Volvo”.

Transporte de alimentos perecederos

Alimentos perecederosLos alimentos perecederos deben ser transportados a una temperatura especial para su perfecta conservación.

Los vehículos que realicen el transporte, obligatoriamente deben ser:

Isotérmicos: Su caja esta construida con paredes aislantes, lo cual limita el intercambio de calor entre el interior y el exterior.

Refrigerados: Se trata de un vehículo isotermo que gracias a una fuente de frío, permite reducir la temperatura del interior de la caja vacía, y mantenerla después para una temperatura exterior media de 30ºC a -20ºC.

Frigorífico: Vehículo isotermo que incorpora un dispositivo de producción de frió y permite, con una temperatura exterior de 30ºC, reducir la temperatura del interior de la caja vacía y mantenerla de forma permanente entre 12º y -20ºC.

Calorífico: Vehículo isotermo, provisto de un dispositivo de producción de calor que permite elevar la temperatura en el interior de la caja vacía y mantenerle durante 12 horas a un valor constante de 12ºC.

El control de conformidad de los vehículos especiales de transporte de mercancías perecederas se debe realizar en su puesta de servicio y al menos cada 6 años.

Los alimentos y sus distintas temperaturas:

Productos congelados: Estos productos deben mantenerse a una temperatura de entre -18º y -20ºC.
Productos de caza: 6ºC.
Leche industrial: 6ºC.
Leche en cisterna para el consumo: 4ºC.
Mantequilla: 6ºC. Mantequilla congelada a -10ºC.
Nata: Refrigerada entre 0º y 4ºC. La congelada -14ºC.
Quesos: Maduros entre 0º y 15ºC. Blandos entre 8º y 12ºC. Azules, dependerá de los días de transporte pero estará entre 0º y 10ºC.
Helados: -25ºC.
Pescados y mariscos: El transporte de estos productos no debe superar los 3 días. No deben ser transportados con otros productos. Temperatura entre 0º y 2ºC.
Verdura: 0ºC. Otras verduras como la berenjena o el pepino, se transportará a temperaturas más altas.
Fruta: Entre -0,5º y +0,5ºC.
Aves: A un máximo de 4ºC. Estas mercancías deben ser transportadas en vehículos especialmente acondicionados para ello. Identificados mediante una placa ATP.
Huevos: Entre 0º y 15ºC.

Recomendaciones:

– Por ningún motivo se pueden transportar alimentos, cuyo empaque o envasado, presente la posibilidad de contaminación.
– Alimentos enlatados, envasados en frascos de vidrio y plástico, o empacados en bolsas flexibles de metal pueden ser transportados sin problemas.

Conducción cómoda y segura en verano

Conducción cómoda y seguraA continuación os detallamos algunos consejos que os ayudarán a tener una conducción más cómoda en verano.

 

Condición física
Para que nuestra conducción, se produzca sin ningún problema, debemos tener buena capacidad visual, auditiva y de reacción. Y nunca conducir cuando:

 

– Hayamos bebido alcohol.
– Estemos tomando medicamentos que causen somnolencia.
– Estemos muy cansados.
– Nos encontremos con alguna preocupación emocional que pueda despistarnos.

Respetar las normas
El respeto a las normas, es una regla básica que debemos adoptar tanto en verano como en invierno, pero nunca esta de más recordarlas:

Debemos ponernos el cinturón.
– Respetar las señalizaciones (fijas y variables).
– Debemos ajustar la velocidad, en función de cómo este la circulación y/o la vía por la que circulemos.
– Guardar las distancias de seguridad.
– Debemos prestar atención a los adelantamientos, limitaciones de velocidad, etc.
– Procurar tomar descansos cada 2 horas, en conducciones largas.

Conducir al sol
Por causa de los rayos del sol, en verano, debemos tomar alguna precaución de más, ya que nuestra visibilidad se verá afectada:

Utilizar el parasol, de forma que nuestros ojos queden protegidos, y nos permita mantener una visibilidad de la carretera sin problemas.
Utilizar gafas de sol, pero siempre pendientes de los cambios de contraste y luminosidad (entrada/salida de túneles, zonas de sombra, etc.)

Conducir con calor
Las altas temperaturas, pueden producir somnolencia, deshidratación, irascibilidad, y todo ello nos produce falta de atención. Para evitarlo:

Debemos airear el vehículo o encender el aire, hasta que la temperatura sea adecuada.
– Realizar paradas y tomar alguna bebida (no alcohólica) refrescante, con el fin de hidratarnos y relajarnos.
– Cuando realicemos las paradas, procuraremos hacerlo en sitios con sombra.
Vigilar la temperatura del motor.

Riesgos de la conducción de un camión

Riesgos conducción camiónExisten unas “fichas de riesgo”, elaboradas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las cuales están creadas con el propósito de informar al usuario, y facilitar la creación y la práctica de las medidas adecuadas para su prevención.

 

 

Riesgos de Accidentes

– Cabinas: Cuidados con los resbalones, tropezones o caídas.

– Con el vuelco de un camión cargado, el conductor puede quedar atrapado, y es importante conservar la calma y mantenerse quieto con el fin de evitar lesiones que puedan convertirse en daños mayores o lesiones permanentes.

– Pueden ocasionarse golpes con ciertas partes del camión, y para la cura de estos, sería necesario el tratamiento de su médico. Pero es recomendable llevar el botiquín con los elementos básicos de cura.

Precaución en las vías. Algunas de las funciones que se podrán desempeñar en un viaje, pueden causar lesiones al efectuarlas, tales como en el cambio de neumáticos, cuerdas tirantes, etc.

– Mucha precaución al desenganchar la traba de seguridad entre el tractor y el remolque.

– Lesiones como traumatismos, rupturas de hernias, etc, pueden ser debidas a un esfuerzo físico: cambio de neumáticos, desplazamiento de cargas pesadas, etc.

En el transporte de cargas peligrosas (explosivos, productos inflamables, reactivos, sustancias tóxicas, sólidos a granel productores de polvo) pueden generar quemaduras o intoxicación. Si se presenta alguna de estas situaciones, hay que evitar conducir el camión y esperar a que un experto nos verifique nuestro estado.

– El resultado de conducir muchas horas seguidas, es un alto riesgo de accidentes. El riesgo aumenta por la fatiga, somnolencia, hambre, sed, consumo de alcohol y la conducción a alta velocidad.

– Existe también peligro de incendios. También la explosión de neumáticos inflados en demasía, son causas generadores de accidentes. Para el control del estado de las llantas, hay que contar con un calibrador tipo manómetro.

– El mantenimiento preventivo de las baterías de los camiones, nos ahorrará gastos y daños en los sistemas eléctricos.

 

Riesgos físicos del conductor:

– El conductor de camión de evitar la exposición ruidos de gran potencia, para evitar: jaquecas, dolor de cabeza, pérdida de equilibrio o a largo plazo, disminución de audición.

– Es recomendable utilizar protección solar o camisas de manga larga, para evitar exposiciones directas debido a la radiación ionizante del transporte de radioisótopos o la radiación ultravioleta.

El control de los factores climáticos es determinante, para evitar congelación, insolación que a su vez generan problemas intestinales, pulmonares o de piel.

Las vibraciones del vehículo pueden afectar al conductor con posibles efectos en las funciones de órganos abdominales y del tórax y el sistema músculo esquelético, provocando fatiga y reacciones lentas.

– En caso de notar dolores en espalda o articulaciones, consultar con el médico especialista, y evitar manipulación o desplazamiento de grandes cargas.

– El desorden alimenticio se presenta en muchos conductores debido a la alimentación irregular, hábitos dietéticos incorrectos o estrés.

Es recomendable no fumar dentro de la cabina, ya que puede provocar riesgo de explosión.

– El lumbago es otra de las dolencias, debido a un asiento incómodo.

 

Riesgos químicos del conductor de camión

– La exposición a sustancias tóxicas en estado sólido, líquido o gaseoso, pueden ocasionar enfermedades y afecciones en la piel.

– La inhalación de vapores de gasolina, diesel y de escape, que contengan monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno e hidrocarburos, pueden causar efectos crónicos.

 

Medidas preventivas

– Los conductores deben conocer las técnicas seguras de levantamiento y manipulación de cargas.

– Evitar la inhalación de gases.

– Apagar el camión mientras esta parado bajo un techo.

– Utilizar gafas de sol de buena calidad.

– Proteger las manos con guantes.

Realizar los descansos necesarios.

– Evitar fumar mientras se conduce.

– Dotar al conductor de radio o celular y botones de pánico en los vehículos.

Tiempos de conducción y descanso

Tiempos de conducción y descansoUno de los requisitos más influyentes en la tarea de conducir es la capacidad visual, es decir, la acción y efecto de percibir el conductor, a través de la vista, el entorno que le rodea. Además de la atención permanente en la conducción, todo conductor, tiene que saber seleccionar los mensajes externos que le llegan, darle su importancia e interpretarlos acorde a su experiencia.

El tiempo que tardamos en reaccionar o la ausencia de maniobra evasiva son algunas de las causas que directa o indirectamente influyen en los siniestros con ocasión del tráfico. La respuesta ante una situación de riesgo al volante va a depender de cómo ésta sea percibida y el cansancio es uno de los principales factores que disminuyen nuestra percepción y capacidad de concentración.

Es por ello que es importantísimo respetar los tiempos de descanso para conservar en un nivel óptimo nuestra atención al volante y disminuir el riesgo de accidentes. Os los recordamos:

Conducción ininterrumpida
Tras haber conducido durante 4,30h, el conductor debe realizar una pausa ininterrumpida de al menos 45 minutos o bien, durante el periodo de conducción, realizar 2 pausas, la primera de 15 minutos y la segunda de 30 minutos.

Conducción diaria
El tiempo máximo de conducción diaria no puede exceder de 9 horas, salvo 2 veces por semana que podría superarse y llegar a las 10 horas.

Conducción semanal
El tiempo de conducción semanal no podrá ser superior a 56 horas.

Conducción bi-semanal:
El tiempo de conducción en 2 semanas no podrá ser superior a 90 horas.

Tiempos de descanso:

Descanso diario
En cada periodo de 24 horas, el trabajador tendrá un periodo de descanso de 11 horas consecutivas.
Este descanso puede sustituirse por 2 periodos de descanso, el primero de 3 horas y el segundo de 9 horas. En este caso se prolongarían las horas de descanso a 12 horas.
El descanso puede ser reducido a 9 horas, un máximo d tres veces a la semana.
En caso de conducción en equipo, los conductores deben disfrutar de 9 horas de descanso cada uno de ellos.

Descanso semanal
El descanso semanal debe realizarse antes de que concluyan 6 jornadas de trabajo consecutivas, descanso con una duración de 45 horas.
Este descanso puede reducirse a 24 horas.
En este último caso, faltarán 21 horas de descanso por disfrutar. Habrá que sumar estas horas a un descanso posterior, dentro de las 3 semanas siguientes.
Estos periodos de descanso a recuperar, se añadirán a otros periodos de descanso al menos de 9 horas.

http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2006:102:0001:0013:ES:PDF

Procedimientos de carga

 

Estamos seguros de que siempre tenéis presente, las pautas a seguir a la hora de cargar la mercancía en el vehículo antes de su transporte, pero hoy nos gustaría recordar algunas de ellas.

Habitualmente, en nuestros vehículos podemos transportar mercancías diferentes, por lo que debemos tener en cuenta que:

– Si alguna de nuestras mercancías despide algún olor no debemos posicionarlas cerca de otras que puedan verse afectadas por el mismo.
– En el caso de que alguna de nuestras mercancías despida humedad, no debemos posicionarlas cerca de otras que puedan verse afectadas por el agua.
– No colocaremos mercancías pesadas sobre las ligeras.
– Cuando carguemos mercancías en diferentes embalajes, debemos tener cuidado y poner relleno entre ambos para evitar posibles daños.

Fundamental en las cargas: “No cargar mercancías juntas, cuando alguna de ellas pueda verse afectada por las otras”.

Otras reglas para la carga de mercancías:

– Debemos informarnos de que tipo de mercancía vamos a transportar, para saber que procedimiento seguir a la hora de cargarla.
No hay que sobrepasar la carga M.M.A. (Masa Máxima Autorizada), ni la masa autorizada por los ejes.
– Comprobaremos que la carga no desborde por el vehículo, excepto las indivisibles y siempre contando con previa autorización especial.
– Nuestro vehículo debe estar adaptado a la carga que vaya a ser transportada.
– Debemos asegurarnos que el material utilizado para la carga y sujeción de la mercancía esta en buen estado.
La carga no debe nunca ponernos en peligro, ni a nosotros mismos ni a los demás usuarios que circulen por la misma vía por la que estemos realizando el transporte.



Crta. de Villaverde a Vallecas, km. 3,5 - of.116
28053 MADRID
91 507 04 21


Calle Mallorca nº 6 Sector 12, Polígono Poyo de Reba
45394 RIBARROJA DEL TURIA (Valencia)
96 166 74 70


Crta. de Madrid, km. 4
03007 ALICANTE
965 10 55 10


C/ Burtina, 6
Plaza (Zaragoza) - 50197
976 150 345